En Capua Hobby’s

capua-hobbysCapua Hobby’s está en Gijón, en una calle céntrica que corre casi paralela al mar. Decir esto en Gijón es una obviedad, porque toda la ciudad corre y vivirá hasta el final de los tiempos paralela al mar. Encuentro la tienda al azar, buscando la sombra después de andar la balconada del paseo marítimo en un día de fresco poniente, uno de esos en los que dan ganas de hacerse a la vela hacia otras latitudes a empezar, como tantos, una vida nueva. O más bien la segunda parte (y mejor)  de la misma vida.

La tienda tiene una curiosa forma de U, que no sorprende cuando uno repara que el seno de la letra está ocupado por un portal que da acceso a un bloque de pisos. De este modo el establecimiento tiene una puerta y dos escaparates en las dos puntas de los palotes. El local es espaciosos y bien iluminado, tanto que queda bastante sitio para que al fondo echen su partida de Warhammer un par de jóvenes enfrascados en lo suyo. No dan ruido y hablan quedo, asi que el visitante pasa unos instantes concentrado, bicheando las largas estanterías de cajas, bien organizadas por tema, marca y escala.

Es día tranquilo y no hay mucho movimiento, y el que hay es apenas de entrar y salir (compras rápidas o consultas). Los del Warhammer siguen a lo suyo, pero cuando llego al final del periplo bicheador, algún problema debe haberles surgido porque el juego, que transcurría como un partido de cricket entre caballeros de Eton College, se detiene. Uno de los jugadores se queja de algo que se ha roto y en seguida se ofrece el personal de la tienda a ayudarle. Entonces el viajero recuerda haber leído tiempo ha en Google un par de críticas negativas sobre la atención al cliente del establecimiento. Algo no cuadra.

Me llevo un par de cosas rebajadas y cuando me toca el turno, la dueña aparece con un bote de pegamento de regalo, obsequio de la tienda. Al salir reparo en unos libros de Squadron de saldo. Viéndome mirarlos, la dueña vuelve a acercarse.

– Coja los tres que quiera, se los regalo.

– Muchas gracias, pero no sé si…

– Los que quiera, no se preocupe.

Uno le hace caso, (quien manda, manda) y toma lo ofrecido con el pudor de quien parece estar engañando a un inocente. Regomello, le dicen a eso en Almería. El visitante, en los tiempos de “coge-la-pasta-y-corre” en los que vivimos, sigue siendo hogaño el mismo jililea de antaño.

– Nada, no se preocupe. ¿No se las he ofrecido, yo? Se los pongo en la bolsa.

Cuando Margarita, así recuerdo que se llama, se entera de que estoy de paso, también se ofrece a guardar la bolsa en la tienda hasta la hora de apertura vespertina (es casi mediodía) para no tener que andar por Gijón tirando de plástico. A estas alturas, uno ya tiene la certeza de que en Google, como en las redes “suciales”, decir majaderías sale gratis. Por eso hay necios juntaletras a tutiplén por esos lugares. Nada de mala atención al cliente, más bien el visitante se siente abrumado por la amabilidad del personal. En pocos lugares le han tratado así de bien, y piensa que es lástima vivir tan alejado de este lugar. Gijón y Capua Hobby’s tienen ganado un hueco en futuras correrías norteñas.♦

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Modelismo

4 Respuestas a “En Capua Hobby’s

  1. Nunca hay que fiarse al 100% de las criticas de google, hay mucho resentido que encuentra en la red un desahogo (por que le salió una maqueta rana, es un competidor que tuvo que cerrar o cualquier otro escenario imaginable)
    Por mucho que digan (y creo que ya comenté con anterioridad pero no estoy seguro) yo prefiero pagar ese pequeño porcentaje de mas por poder comprar en una tienda física y que me saquen de dudas.
    En lo personal nunca me he sentido maltratado en casi ninguna tienda del ramo a la que he ido, todo lo contrario a las muchas en las que he comprado siempre he tenido un trato afable y me han resuelto dudas, inclusive aquellas que tampoco tenían por que saber; si era un molde nuevo, o como funciona tal producto inclusive en una tienda me arreglaron mi primer aerografo (el cual se cayó al suelo mientras lo limpiaba y se dobló la punta) y me enseñaron como desmontarlo y limpiarlo correctamente.
    Eso una tienda china online no te lo dá por mucho que ahorres 10 euros en una compra de 100, a veces hay que mirar mas allá de nuestro ombligo y pensar que las pequeñas tiendas, o las grandes tiendas (aunque no veo una grande desde hace 15 años) del ramo son las que nos van a sacar del “apurillo” o cuando tengamos ganas de un plástico rapidito y barato van a estar ahí ¿quien no ha picado en alguno de sus vicios, aviones, barcos, tanques aunque no tuviese intención de comprar en un primer momento?
    ¿que ha pasado con la alegría de encontrar esa pieza rara/deseada/novedosa (o todas a la vez) de manera inesperada o llegar a una ciudad desconocida y dándose un paseo encontrarse con esa pequeña tiendecilla “de casualidad”? Sustituida por montones de Stocks informáticos perfectamente ordenados y a golpe de click desde el otro lado del planeta con lo divertido que es “bichear”

    En fin, que me he extendido mucho mas de lo que pensaba, las tiendas son como un animal en extinción y creo que deberiamos apoyarlas, a fin de cuentas no gastamos tanto en plastico (o al menos no se lo reconocemos al projimo/parienta)
    Larga vida al tienducho de toda la vida

    • Muy cierto lo que dices. Si no fuera porque también venden otras cosas, las tiendas no sobrevivirían. Aunque la verdad yo las conocí así ya de crío. La primera vez que fui a Hobby Sur en Sevilla (tropecientos mil años ha) ya ví que vendían material para radio-control, entonces todavía muy básico (motores de explosión, madera de balsa, etc.) y sin tanta electrónica como hoy.

  2. Mario Gabás Ruiz

    Completamente de acuerdo con vuestros comentarios,Aparte me alegro mucho de que esta tienda siga abierta,aun recuardo cuando anunciaba en los primeros números de la entonces Todo Modelismo!!